La prehistoria de Fulano fue Media Banda, una agrupación de funcionamiento más bien
hippie que crearon en 1979 el saxofonista  Cristián Crisosto  y el tecladista Jaime Vivanco
en la Escuela de Música del Pedagógico. En 1984, cuando Crisosto ya era parte
de  Santiago del Nuevo Extremo , llevó a Vivanco a la sala donde junto a sus
compañeros  Jorge Campos  y Willy Valenzuela se quedaban ensayando y creando
sonidos similares a los que ambos hacían en la Media Banda.
En esas sesiones de ensayo, maratónicas a veces, nació Fulano; no sin antes incorporar
la voz de  Arlette Jequier  y el saxofonista  Jaime Vásquez . El sexteto debutó a mediados de
1986 con un recital en el cine Espaciocal, y comenzó a aumentar sus presentaciones en
locales como La Nona Jazz (del caracol Los Leones) y El Trolley, de calle San Martín,
además de facultades universitarias.
Su singular sonido, la versátil voz de  Arlette Jequier  y el carácer multiinstrumentista de
sus compañeros hicieron crecer la propuesta, que en sus comienzos fue catalogada como
un derivado del jazz. “Pero ninguno de nosotros estudió ese estilo o se atreve a
considerarse un jazzman”, aclaró alguna vez Jaime Vivanco. “Nos veían con esos
instrumentos y creían que era jazz, pero nada que ver. Nunca lo fuimos”,
complementa  Campos .
Después de la muerte de su tecladista Jaime Vivanco ( 2003) la banda comienza a tener
problemas internos.
En 2012 se retira el baterista Raúl Aliaga, mientras que un año después fue el turno del
saxofonista Jaime "Chino" Vásquez y de la cantante Arlette Jequier, uno de los sellos más
distintivos de la banda.
Desde 2013, Fulano continuó con nuevos músicos y una nueva voz, Paquita Rivera,
grabaron un álbum, Animal en extinción, el primero en 18 años. Pero las diferencias
precipitaron el fin de la banda.